Translate

Observatorio de JC IBON

Posted on 24 February 2015

Febrero de 2015

La 20 Conferencia de las Partes que se llevó a cabo en Lima este pasado Diciembre de 2014 debería haber obtenido como resultado los elementos de un texto de negociación, sin embargo cuando las Partes continuaron con el debate sobre cómo debería lucir el nuevo acuerdo climático, acordaron en vez de ello lo que se denominó el Llamado de Lima a la Acción Climática y decidieron reunirse de nuevo en Ginebra para resolver los asuntos pendientes. El Llamado de Lima para la Acción Climática sólo establece reglas base sobre cómo los países pueden contribuir al desarrollo de un nuevo acuerdo. El poco ambicioso resultado de Lima propone un acuerdo legalmente no vinculante enfocado fuertemente en la Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (INDCs por sus siglas en inglés) que solicita por igual a países desarrollados como en desarrollo realizar su contribución con el ¨mejor esfuerzo¨ socavando el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y la responsabilidad histórica. La reanudación de la discusión dentro de la Conferencia Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) y el Grupo de Trabajo Ad Hoc sobre la Plataforma de Durban (ADP por sus siglas en inglés) llevado a cabo en Suiza del 8 al 13 de Febrero de 2015 dieron como resultado un documento de 86 páginas para negociar y que será la base de las negociaciones que comenzarán en Junio y se espera sean adoptadas como el nuevo protocolo climático in la COP 21 en Paris este Diciembre.

Algunos puntos sobresalientes de la reunión:

- Los pronunciamientos hechos por la Secretaria Ejecutiva Christiana Figueres y la jefa negociadora para cambio climático por la Unión Europea Elina Bardram dan pie a una aceptación pública de un ¨Acuerdo de Paris¨ que no contenga una decisión que limite el incremento de la temperatura global por debajo de 2 grados Celsius, y que esto no significa que las negociaciones climáticas hayan fallado1.
 
- La supuesta sesión informativa en apoyo a las Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (INDC´s por sus siglas en inglés) fue duramente criticada por varios países en desarrollo dado que: a) está centrado en mitigación y deja a un lado el principio de la Convención sobre los compromisos de adaptación y la responsabilidad histórica; y b) las contribuciones determinadas a nivel nacional no llegarán al objetivo global que salve al planeta de un cambio climático catastrófico.
 
- Aunque es positivo que el texto de negociación contenga derechos humanos, derechos de pueblos indígenas y género, esto no debería ser usado para sustituir los principios de la Convención sobre RCPD y responsabilidad histórica de los países desarrollados para proveer reparación y financiamiento climático hacia países en desarrollo.
 
- Mientras que el texto de negociación de 86 páginas ´refleja´ todas las propuestas de las Partes, hay aún una captura corporativa de la agenda climática que continúa promoviendo falsas soluciones basadas en los mercados de carbono y que tienen una orientación hacia el lucro así como la difuminación del principio de RCPD y responsabilidad histórica. Esto debe ser resuelto por la Partes
AttachmentSize
PDF icon OBSERVATORIO DE JC IBON 2015.pdf470.74 KB
Theme: 
Global Region: